,

Tendinitis del tendón supraespinoso

La tendinitis del tendón supraespinoso es una lesión común en el hombro que puede causar dolor, debilidad y limitación de movimiento. El tendón supraespinoso es uno de los cuatro tendones del manguito rotador del hombro, y es el más comúnmente afectado.

Causas:

La tendinitis del tendón supraespinoso puede ser causada por lesiones repetitivas, como movimientos repetitivos en deportes o trabajos que requieren levantar objetos por encima de la cabeza. También puede ser causada por una lesión aguda, como una caída o una colisión.

Síntomas:

Los síntomas de la tendinitis del tendón supraespinoso incluyen dolor en el hombro, especialmente al levantar el brazo por encima de la cabeza, debilidad en el hombro y limitación de movimiento. El dolor puede ser agudo o sordo y puede empeorar por la noche.

Tratamientos:

Los tratamientos para la tendinitis del tendón supraespinoso incluyen reposo, fisioterapia, medicamentos antiinflamatorios y, en casos graves, cirugía. Sin embargo, hay dos tratamientos innovadores que están ganando popularidad en la comunidad médica: ácido hialurónico y PRP.

  1. El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra naturalmente en el cuerpo y actúa como lubricante en las articulaciones. Cuando se inyecta en la articulación del hombro, puede reducir la inflamación y el dolor, y mejorar la movilidad.
  2. El PRP, por otro lado, es una técnica en la que se extrae sangre del paciente, se procesa para concentrar los factores de crecimiento y se inyecta en la zona afectada. El objetivo es estimular la curación y regeneración del tejido dañado.

En INVAAR ofrecemos ambos tratamientos con los más altos estándares de calidad. Nuestros especialistas están altamente capacitados para brindar a nuestros pacientes una atención personalizada y efectiva para la tendinitis del tendón supraespinoso.

No permitas que la tendinitis del tendón supraespinoso te detenga en tus actividades diarias. Agenda una cita con nosotros y comienza tu camino hacia la recuperación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *