Hernia Discal

¿Qué es una hernia discal o hernia de disco?

Los discos son almohadillas protectoras amortiguadoras entre los huesos de la columna vertebral. Aunque en realidad no se deslizan, un disco puede sobresalir o romperse.

Esto puede causar que el cartílago del disco y el tejido cercano falle y se produzca la hernia, permitiendo que la porción interna del disco escape al tejido circundante.

Esta sustancia sobresaliente es muy parecida a la gelatina, puede ejercer presión sobre la médula espinal o sobre un nervio adyacente para causar síntomas de dolor, entumecimiento o debilidad, tanto alrededor del disco dañado como en cualquier parte a lo largo del área.

Muchas personas no experimentan síntomas de una hernia discal, y la mayoría de las personas que tienen hernias discales no necesitan cirugía.

Esta condición también se conoce como disco deslizado, disco herniado, disco roto o prolapso de disco. El área afectada más frecuentemente es la parte baja de la espalda, pero cualquier disco puede romperse, incluidos los del cuello.