Derrame Articular

La cápsula articular de una articulación está compuesta por dos capas principales:

Una capa externa formada por una membrana fibrosa resistente que está compuesta de tejido ligamentario.
Una capa interna formada por una membrana sinovial, que secreta, un líquido claro y amarillento llamado líquido sinovial.

Este líquido sirve como amortiguador y lubricante para evitar el contacto directo de las articulaciones.

Un derrame articular se puede producir por un traumatismo, una infección o una enfermedad reumática.