6 CONSEJOS PARA MEJORAR TU CALIDAD DE VIDA SI PADECES OSTEOARTRITIS

6 consejos para mejorar tu calidad de vida si padeces osteoartritis

  1. Protege tus articulaciones

Si tienes afecta una articulación importante (cadera, rodilla, etc.) es muy importante el reposo para favorecer la recuperación natural del cartílago y las diferentes estructuras articulares. Intenta no cargar tus articulaciones con un excesivo trabajo, intentando repartir el peso con elementos que tengas a mano como una silla o un simple bastón.

Sin embargo, no es positivo un tiempo de reposo excesivamente largo, puesto que puedes perder funcionalidad muscular, siendo esta muy importante para la posterior recuperación de la funcionalidad de tu articulación afecta. La natación y los ejercicios con nivel de carga bajo son excelentes para mantener tu funcionalidad y mejorar tu calidad de vida, acompañados de estiramientos suaves y masajes para mejorar tu confort.

  1. No estreses tu cuerpo

Haz una pausa después de cada esfuerzo para evitar que se acumule la fatiga, además te puedes ayudar de tu espalda, tus brazos y tus piernas para evitar forzar tus articulaciones afectas. El uso de un bastón te puede ayudar en diversas situaciones.

Usa elementos útiles, como un carrito de la compra, para trasportar tus compras. Un asidero fijado en la pared de la ducha le permitirá entrar y salir de la bañera más fácilmente.

Evita mantener la misma posición durante mucho tiempo.

  1. Haz ejercicio

El ejercicio físico en una persona con osteoartritis es útil y muy recomendable. La actividad física (fuera de las crisis inflamatorias) permite aliviar el dolor, prevenir los daños articulares y adelgazar en caso de sobrepeso, reduciendo las tensiones y cargas que afectan a las articulaciones.

La actividad física fortalece los músculos y los tendones, lo que permite al cuerpo soportar mejor las tensiones articulares provocadas por el ejercicio. Por otra parte, cuando se produce un impacto violento (una caída, por ejemplo), una articulación con buenos músculos está siempre mejor protegida.

¿Qué tipos de ejercicios se pueden hacer cuando se tiene artrosis o osteoartritis?

  • Ejercicios sencillos permiten aliviar la rigidez y mantener el movimiento de la articulación como serían ejercicios de amplitud de movimiento del hombro trazando un círculo con el brazo, sin forzar los movimientos y evitando sentir dolor.
  • Ejercicios de elasticidad permiten mantener la flexibilidad de los tendones y la fuerza muscular, como pueden ser los ejercicios de flexibilidad, la natación, los paseos, el aerobic, el ciclismo, e incluso algunos ejercicios de resistencia utilizando cintas elásticas o pesos bastante ligeros.
  • En todo caso, es necesario la orientación por parte de su médico antes de comenzar un programa de ejercicios.

¿Qué tipos de ejercicios se tienen que evitar cuando se tiene artrosis?

  • Conviene evitar la práctica de actividades que resulten traumáticas para la articulación ya fragilizada, pero es posible continuar practicando un deporte regularmente siempre y cuando se practique de forma razonable, se asegure de utilizar la técnica adecuada en los gestos y un material de buena calidad.
  • Es preferible evitar los cambios bruscos en la intensidad y la duración de los ejercicios, causas frecuentes de heridas de las articulaciones. También es muy recomendable comenzar y terminar progresivamente su sesión de actividad física, con un buen calentamiento y una fase de vuelta a la calma.
  • Los deportes que causan heridas y traumatismos articulares repetidos pueden acelerar el desgaste del cartílago cuando se practican de forma intensiva como pueden ser el baloncesto, gimnasia, hockey o baile clásico.
  • En caso de dolores en la espalda, es mejor evitar las actividades que causan un mayor estrés en la columna como el esquí o la equitación.
  1. Relájate

Relajar los músculos y tendones que rodean la articulación inflamada alivia el dolor. ¿Cómo puedo relajarme?

  • Concéntrate en ejercicios de respiraciones y vuelva a descubrir las sensaciones de su cuerpo.
  • Existen cintas y CD de relajación, utilizalos y dedica tiempo a la meditación.
  • Crea un ambiente de bienestar practicando actividades agradables y placenteras (playa, submarismo, etc.)
  • La aplicación de calor también puede ayudarte a relajar los músculos y aliviar el dolor articular, dejando la aplicación de frío para reducir el dolor y la hinchazón en período inflamatorio.
  1. Vigila la alimentación

Si la osteoartritis afecta a una articulación como la cadera o la rodilla, puede ser benéfico seguir una dieta para reducir el peso que soportan sus articulaciones. Pero antes de tomar una decisión así, debe consultarlo con su médico dándole consejos sobre el tipo de régimen que puedes realizar y seguir su progresión.

  1. Participa en tu propio tratamiento

Tu función como paciente es clave en la vigilancia de tu propia osteoartritis.

Es muy importante que:

  • No dudes en consultar a tu médico en cuanto sientas una evolución negativa no prevista en tu plan de tratamiento.
  • Realiza todos los controles radiológicos y ecográficos que permiten seguir verdaderamente la osteoartritis. La frecuencia del seguimiento radiológico viene dada por los síntomas; y pautada por tu médico.
  • Siga el tratamiento recetado por su médico, confíe en su criterio y experiencia.

NUESTROS VALORES FUNDAMENTALES. NUESTRAS CREENCIAS

Tratamiento médico

Desde la atención primaria hasta una amplia variedad de especialistas altamente capacitados!

Profesionales médicos

Servicios médicos que puede confiar al 100%

Tecnología de vanguardia

Cuidamos de su salud proporcionar el mejor tratamiento médico

Médicos calificados

Gran equipo de trabajo y asesoramiento individualizado

Gran Infraestructura

Soporte tecnológico totalmente renovado, disponemos de las mejores máquinas para su tratamiento

Soporte médico asegurado

No dude en contactar con nosotros, le asesoraremos y ayudaremos en todas las cuestiones que tenga.

Hemos de valorar cada caso viendo todos los factores predisponentes, condiciones laborales y de vida y edad para proceder con el tratamiento más adecuado en base a estas circunstancias y su futuro, siendo éste lo más conservador posible, minimizando las secuelas  para el futuro o al menos retrasarlas lo más posible, explicando todos los puntos desde donde podemos y debemos incidir en su tratamiento.